Una explicación de la evaluación 730

Una explicación de la evaluación 730

Una de las decisiones más difíciles que se hará cuando una pareja se divorcia es que los padres tendrán la custodia de los hijos. La madre y el padre, junto con sus abogados, intentan convencer a un juez que son el mejor padre. En casos muy polémicos, uno de los padres puede intentar desacreditar el otro lanzando acusaciones de abandono infantil, maltrato físico o abuso contra el padre de la oposición. El propósito es hacer que el padre de la oposición parece incapaz de tomar cuidar adecuadamente a los niños.

Para resolver este tipo de situaciones complicadas, una ley de California permite a los tribunales de familia para evaluaciones de custodia de niño de orden. Bajo el código de pruebas California Sección 730, los jueces pueden nombrar a un profesional de salud mental para investigar a los padres, padrastros y otros parientes en lo que respecta a su relación con los niños involucrados en la disputa de la custodia. El código de pruebas también pide a la corte determinar la indemnización por los servicios de profesionales.

La evaluación 730, como se le llama comúnmente, se puede pedir por un juez, solicitado por uno de los padres, o por “estipulación”, significa que los padres y sus abogados de acuerdo a la evaluación. El juez puede asignar un evaluador al caso o pedir a los padres para suministrar nombres de evaluadores calificados. El juez entonces elegiría un evaluador de esos nombres. El propósito de la evaluación es ayudar al juez, así como las partes involucradas, decidir qué plan de custodia sería en el mejor interés de los niños.

Cuando se trata de ser un evaluador de la custodia, la ley del estado detalla los requisitos para el trabajo. En primer lugar, un evaluador tiene que ser una salud mental con licencia profesional, como un psicólogo o un psiquiatra. A continuación, el evaluador debe tener formación y capacitación en las relaciones familiares y desarrollo infantil. Lo que también es necesario está siendo capacitado para hacer exámenes psicológicos y evaluación. Evaluadores que no están calificados para hacer exámenes psicológicos y evaluación pueden referirse a esa parte del proceso a un psicólogo que es calificado por los estándares del estado. Profesionales que desean involucrarse en 730 evaluadores también están obligados a presentar una declaración ante el Tribunal que cumplen todos los requisitos especificados por la ley.

Después de ser seleccionado para un caso, el profesional debe explicar a los padres el objetivo de la investigación y qué métodos se utilizará para llevar a cabo la evaluación de 730. La evaluación incluye entrevistas con los padres y otros adultos conectados con los niños, así como los propios niños. Si las denuncias han sido planteadas por cualquiera de los padres sobre la competencia mental o de abuso o cualquier otra deficiencia, el evaluador examinará estas cuestiones. Si es necesario, el evaluador llevará a cabo pruebas psicológicas y hacer una evaluación psicológica de los miembros de la familia.

Cuando se termine el estudio, el evaluador debe entregar el informe y sus recomendaciones para el juez y los abogados que representan a los padres. Después de revisar el informe, ninguno de los padres puede impugnar las conclusiones y recomendaciones. El evaluador entonces se requerirán en el código de pruebas para testificar en la corte como experto en su informe. Si es necesario, el juez puede ordenar el evaluador para realizar más entrevistas o pruebas psicológicas.

Una vez que ambas partes están satisfechas con el informe, el juez utilizará la evaluación como uno de varios factores para decidir la custodia y visitación en el caso nacional.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *