Un artículo sobre hipertiroidismo en niños

Un artículo sobre hipertiroidismo en niños

A diferencia de hipotiroidismo congénito, adquirido o hipotiroidismo clínico no es evaluado para y es muy a menudo hereditario. Puede ocurrir en un niño o un adulto en cualquier momento en su vida. También conocido como tiroiditis autoinmune, hipotiroidismo adquirido es difícil diagnóstico ya que es muy lento movimiento.

Diagnóstico ocurre sólo cuando una persona es sintomática. Por este tiempo, el desorden ha estado con ellos durante algún tiempo, meses o posiblemente años. En un niño, una prueba de edad ósea puede ayudar a determinar la aparición de la enfermedad.

Más comúnmente se diagnostica el hipotiroidismo en bebés y niños. A veces el hipertiroidismo también se observa en pacientes muy jóvenes. Como este trastorno ocurre muy raramente, no hay ningún estándar de detección procedimientos para detectar una glándula tiroides hiperactiva en los recién nacidos.

En familias con antecedentes de hipertiroidismo, el hipertiroidismo congénito se puede diagnosticar en los recién nacidos, lactantes y niños pequeños. Como hipotiroidismo, este desorden plantea una grave amenaza para el desarrollo normal del bebé si no se tratan.

Si la tasa de latidos del corazón fetal es anormalmente rápida, más pruebas se pueden realizar para determinar si el feto en desarrollo sistema endocrino está creciendo a un ritmo normal. En algunas situaciones, el hipertiroidismo puede detectarse antes del nacimiento. Imágenes de ultrasonido pueden utilizarse para detectar crecimientos anormales como bocio alrededor de la glándula de tiroides. Asimismo, los niveles de salud y de la hormona de tiroides de la madre también se investigan como posible causa del problema.

Bultos, masas o inflamación en la región de la tiroides; más grande que el apetito normal o la ingesta de alimentos; falta de ganancia de peso, ojos prominentes y saltones, aumento de latidos del corazón, hipertensión arterial, irritabilidad y nerviosismo; fiebres frecuentes; alta temperatura del cuerpo; rápida respiración y coloración amarillenta de los ojos y la piel son los signos y síntomas asociados con el hipertiroidismo en los bebés.

La función tiroidea apropiada es esencial para el crecimiento normal y desarrollo en infancia y niñez. Es muy esencial para detectar cuidadosamente el desorden de la tiroides en pacientes jóvenes. No dude en consultar a su médico si le preocupa que sus bebés o niños pequeños pueden estar experimentando problemas de la tiroides. También, asegúrese de comprobar atrás cada semana por más de las últimas noticias de salud de la tiroides.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *