Normas sociales y ambientales en la industria de la moda

Normas sociales y ambientales en la industria de la moda

Las presiones ambientales, sociales y éticas en el sector de la moda y textiles globales surgieron en Europa en la década de 1980. El principal impulsor fue preocupación de los consumidores sobre la seguridad de los materiales. Sin embargo, paralelamente a esta tendencia, un grupo minoritario de consumidores éticos exigieron productos de confección y moda “libre de químicos” y de bajo impacto ambiental. Esto dio lugar a la Europea y más adelante el sistema de etiquetado de orgánico de Estados Unidos se extiende para incluir criterios de ropa y textiles, como algodón orgánico. A partir de 2007, el sector era la parte más rápido crecimiento de la industria del algodón mundial con un crecimiento de más del 50% al año. Con referencia a las normas de seguridad, principalmente abordar la preocupación del consumidor sobre productos químicos en la industria textil, la norma Oeko-Tex se ha convertido en muy popular en la industria. Aunque desconocido para los consumidores, las pruebas de productos químicos tales como retardantes de llama en ropa y clasifica las mercancías según su probable exposición a los seres humanos (p. ej., ropa de bebé debe cumplir las normas más estrictas para los productos químicos). Así la cuestión de los productos químicos en la ropa es en gran medida uno de control de riesgos de responsabilidad para la industria con los consumidores, obviamente esperando productos no constituyen un riesgo para su salud. Textiles y moda orgánica y ecológica atrae mucho menor, pero el grupo de consumidores, principalmente en Europa occidental y costera U.S. rápido crecimiento.

De mayor preocupación para la moda global sector es el tema del bienestar del trabajador. El tema fue destacado por grupos de presión como Global Exchange en los Estados Unidos dirigido a Levis, Nike y otros.
En la década de 1980 y principios de los noventa evidencia anecdótica comenzó saliendo de activistas laborales en los Estados Unidos y Europa sobre las cadenas de suministro y fábricas en el extranjero de las principales multinacionales de Estados Unidos y Europa. Un objetivo clave es el fabricante líder mundial de pantalones vaqueros Levi Strauss, sino que es más importante Nike, deportes más grandes del mundo calzado firma de marketing. Global Exchange lanzó su campaña de Nike Anti Sweatshop, centrándose en las empresas de abastecimiento en China e Indonesia.

Temas incluyen el trabajo infantil, salarios mínimos, horas laborables y beneficios para empleados. Activistas argumentaron que esas cuestiones no deberían diferir demasiado extendido de normas obligatorias en el oeste, mientras que Nike sostuvieron al tiempo diferentes condiciones económicas y sociales nacionales dictaron diversos estándares a nivel mundial. Una buena parte de las negociaciones y reuniones condujo a un código generalmente aceptado de la práctica para la gestión de la mano de obra en los países en desarrollo aceptables para la mayoría de los partidos involucrada. SA 8000 emergió como la principal industria conducida estándar voluntario en temas de bienestar del trabajador. SA 8000 partidarios incluyen la brecha, TNT y otros y SAI informa que a partir de 2008, casi 1 millón de trabajadores en las instalaciones de 1700 han logrado la certificación SA 8000. Dicha certificación requiere una inversión en el proceso pero también más significativamente en el cambio de prácticas laborales tales como salario estructuras. Claramente está siendo impulsado por grandes multinacionales estadounidenses y europeas que pueden requerir ciertos proveedores obtener la certificación.

El movimiento del comercio justo también ha tenido un impacto significativo en el negocio de la moda. El estándar combina una serie de cuestiones éticas de potencial interés para los consumidores, factores ambientales, el trato justo de los proveedores de países en desarrollo y bienestar del trabajador. El sello de comercio justo tiene Mostrar crecimiento explosivo.

Aunque en una escala muy pequeña y no siempre en el extremo superior de la industria de la moda, muchas marcas de nicho han surgido que promocionarse principalmente por motivos de sostenibilidad que árbol de personas en el Reino Unido afirma que “crea ropa orgánica, comercio justo y accesorios mediante la formación de alianzas duraderas con comercio justo, los productores orgánicos en los países en desarrollo. Prestigiosa revista de moda Marie Claire alineó su eco “top 10” marcas en una edición reciente. Las cuestiones claves siguen siendo productos químicos en la ropa (certificado por etiquetas de comercio orgánicas y justo), tratamiento de trabajador (certificado por SA 8000 y comercio justo) y cada vez más los problemas ambientales como el cambio climático. La etiqueta de reducción de carbono verifica la huella de carbono de la cuna a la tumba de un producto, aunque no es específico de ropa. Principales marcas como Louis Vuitton, Gucci, H & M y Zara han sido más lentas a hacer promesas firmes sobre la rabia completa de cuestiones éticas debido a las dificultades de sus cadenas de suministro y líneas de productos totalmente a favor de orgánico o comercio justo certificado u otros estándares y normas. Sin embargo, son móviles desaceleración para asegurar que capturan el mercado si llega a ser significativo, marca de moda más grande del mundo Louis Vuitton adquirido recientemente una etiqueta de moda eco pequeño. Está claro, sin embargo el ejemplo de Nike y Levis, no obstante que ciertas cuestiones están aquí para quedarse, como una demanda de los consumidores occidentales que marcas gestión adecuadamente la cuestión del bienestar del trabajador en su cadena de suministro.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *