Embarazoso problemas de pene – con una erección no deseada

Embarazoso problemas de pene – con una erección no deseada

Cuando el cerebro las señales el pene que ya es hora de sexo, sangre corre en el tejido eréctil, y lo que fue suave y ocultos hace pronunciadas y difícil de soslayar. Se trata de una reacción útil en el momento oportuno, pero cuando una erección ocurre durante una conferencia, un culto o una introducción, puede ser tremendamente embarazoso. Los hombres pueden estar tentados a hacer algunos pellizcos discreto, como un pene dolorido raramente permanece erecto por mucho tiempo, pero conseguir áspero puede significar hacer daño a largo plazo. Afortunadamente, hay ideas del cuidado del pene que pueden bajar la presión sin subiendo el dolor.

Usando la mente
Erecciones pueden aparecer como una realidad física, sino que comienzan en la mente. Cuando el cerebro recibe estímulos eróticos, como un toque, una intrigante imagen o incluso un olor fascinante, reacciona al señalar que es el momento para una erección que se produzca. Convencer a la mente que el sexo no está en el menú puede ser tan fácil como subir una imagen de rechazo, tales como:

• La descomposición de alimentos
• Los plazos en el trabajo
• Atascos
• Arañas enojado

Esa imagen, en la mente, le convencerá el cerebro para cerrar el flujo de la sangre, permitiendo que las cosas volver a una posición menos prominente.

Utilizando camuflaje
De pie puede hacer una erección que todo el apéndice más fácil de detectar, como una que sobresale tiende a la ruina elegante perfil de un hombre. Sentarse puede hacer el problema un poco menos notable, especialmente si las piernas se cruzan. Un libro, un portátil o una capa sacudido casualmente sobre el regazo puede completar el cuadro, permitiendo que un chico ocultar la evidencia hasta que desaparezca la erección.

Mover los músculos
Un flujo de sangre al pene es la razón fisiológica subyacente para la erección, por lo que utilizando sangre hace un poco menos fines eréctil. Doblar los grandes músculos de las piernas puede ayudar un poco, pero tomando una caminata utiliza aún más sangre y caminar envía un mensaje al cerebro que el sexo no está a punto de ocurrir en un futuro cercano. Caminar enérgicamente permite también un hombre de velocidad al baño, donde puede conseguir un poco de privacidad hasta que la situación es un poco menos aguda.

Aprovechando
La forma más segura de deshacerse de una erección es también el más obvio: participar en un juego privado pequeño. Después de la eyaculación, el cerebro envía señales que regresar el equipo a su posición de espera. Hay unas palabras de advertencia digno de mencionar, sin embargo, como la masturbación rápida y furtiva sesiones pueden conducir a la piel agrietada y punzante. Lubricante, privacidad y paciencia pueden asegurar que un pene dolorido no es parte de la imagen post-pleasure.

Vestirse para el éxito
Los hombres con problemas de erección frecuente pueden estar tentados a cambiar el contenido de sus cajones de ropa interior. Es un enfoque razonable, como ropa apretada puede mantener una erección de que sobresalen del cuerpo en un ángulo alarmante, pero ropa así también puede rozar y desgastar la piel del pene. Más ropa interior hecha de telas respirables, suaves no causará la misma cantidad de estimulación, y son menos propensos a conducir a un pene dolorido por la línea.

Mantener la sensibilidad
Erecciones no deseados pueden sentirse como una maldición, pero indican que toda la maquinaria de un hombre está funcionando como debiera. En el tiempo, con un poco de práctica, los hombres pueden utilizar sus mentes para empujar las respuestas no deseadas lejos, y si utilizan cuidado del pene correcto, te conservan la capacidad de llegar a ser largo y fuerte cuando es el momento adecuado. Una pene salud crema (profesionales de salud recomiendan Man1 hombre aceite) puede ser vital en este esfuerzo, como emolientes en estos productos pueden mantener la piel suave y flexible y las vitaminas incluidas en estos productos puede mantener la piel suave, sensible y suave al tacto.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *