¿Cómo Describe la Biblia la meditación?

¿Cómo Describe la Biblia la meditación?

Todo el mundo es susceptible a la preocupación de la sensación. Sucede cada vez que fijamos nuestras mentes a pensar todas las posibilidades negativas en nuestro actual, más allá, o pueden traer situaciones futuras. Consumimos nuestro tiempo pensando cosas que nos molestan. Hay quienes Consejo contra preocuparse demasiado, ya que es una pérdida de energía física y mental. Algunos incluso explican que te preocupes toman la energía espiritual que debería haber utilizado para propósitos mejores.

Si alguien sabe cómo preocuparse entonces seguramente él o ella debe también saber cómo meditar. En este sentido, la mediación es el opuesto de preocuparse. Pero esta vez alguien tiene al cambiar su pensamiento de lo negativo en el lado positivo. Uno de los lados positivos posibles es reflexionar sobre la palabra de Dios. En el cristianismo, esto es como la Biblia describe el proceso de meditación.

El diccionario define la meditación como el ejercicio devocional hacia la contemplación. Esto significa que durante la meditación, alguien tiene la pasión y el entusiasmo completo para reflexionar sobre algo. La Biblia describe esto como reflexión sobre las promesas de Dios. Es el acto de la diligencia y la perseverancia para buscar la palabra de Dios en una cierta rutina que alguien ha hecho. Muchos cristianos hoy en día usan la palabra meditar cada vez que tienen su tiempo tranquilo con Dios. En la práctica cristiana, la Biblia es la fuente de pensamientos para meditar, ya que contiene el mensaje de la bueno de Dios, el creador.

El proceso de meditación para estar en paz con Dios se realiza no sólo por los cristianos de hoy pero también prominentes personajes de la Biblia como David, Moisés, Abraham e incluso de Jesucristo.
David, uno de los autores de los libros más largos en la Biblia que es Salmos, se conoce como el “hombre conforme al corazón de Dios”. Reflexiones y meditaciones de David se hacen evidentes en los muchos capítulos de su libro. Moisés, uno de los pocos elegidos de Dios para redimir al pueblo de Israel, medita profundamente bastante audiblemente oír la voz de Dios. Abraham, como el “padre de todas las Naciones” recibió la promesa de Dios por su meditación única con Dios. Jesús Cristo utilizó la palabra de Dios en reprender a la tentación del diablo conspiraron contra él durante el tiempo de su ayuno en los evangelios.

De hecho, la Biblia describe meditación mediante solemnemente centrándose en la palabra de Dios. La Biblia documenta las grandes transformaciones meditación trae a las vidas de esas personas fieles que se adhieren fuertemente a la palabra de Dios. Moisés es un líder, David es un rey, Abraham es un patriarca, mientras que Jesús es el Salvador. La Biblia declara una promesa que todo aquel que medita en la palabra de Dios recibirá una extraordinaria transformación en su vida.

La Biblia es solamente una Sagrada Escritura que hoy existe en los sistemas de creencias del mundo. En otras formas de religión, sus propias escrituras sagradas definen un significado de la meditación a sus seguidores. Esto sólo viene a demostrar que la meditación puede ser universal, ya que puede existir en muchas formas y puede ser visto por diversas perspectivas. Más debe la práctica ser abrazada, como enseña valores más allá de la vida en la tierra.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *